jueves, 28 de noviembre de 2013

El sencillo acto de dar las gracias


Hoy se celebra la fiesta de Acción de Gracias en los Estados Unidos. Una fiesta que se conoce poco en nuestro país más allá del folclorismo que se ve en las películas.
El momento más importante del día de Acción de Gracias es el postre, cuando cada miembro de la familia le agradece a los demás algo que han hecho durante ese año. Me parece un día muy especial porque tu familia te dice lo que más aprecia de ti de forma muy concreta y sincera. Se trata de un momento muy emotivo que te permite reflexionar sobre lo que has hecho por los tuyos durante el año.
Mi familia celebra de forma muy especial este día y por eso, hoy quiero aprovechar mi blog para dar las gracias de forma sincera a todas las personas que me han ayudado durante este año:
·       A los clientes porque muchas veces pensamos que los tenemos asegurados o que tienen un compromiso con nosotros y nada más lejos de la realidad. Estoy eternamente agradecida por la confianza que han depositado  en Siemens y en mí a lo largo de este año, en lugar de optar por la competencia.

·       A los colaboradores de Siemens por haber elegido a nuestra compañía y no a otra como lugar para desarrollar su talento y aportarnos tanto valor. Le dedican muchas horas y mucha pasión a intentar satisfacer las necesidades de nuestros clientes. También quiero expresar mi agradecimiento y admiración a los departamentos de investigación e innovación de Siemens, que son el alma de esta compañía. Gracias a ellos podemos poner al servicio de las personas nuestra tecnología para mejorar su calidad de vida.

·       A mi familia porque a pesar de todas las horas que no puedo estar con ellos por mi trabajo, siempre tienen para mí una sonrisa y palabras de apoyo y cariño. Seguramente, lo que me digan en la comida de acción de gracias que tendremos hoy me emocionará, igual que lo hace todos los años.
Creo que es muy importante que todos los directivos hagamos un ejercicio de dar más veces las gracias y hacerlo de una forma sincera y concreta. Debemos pensar en todas aquellas personas que nos ayudan en nuestro día a día, que nos hacen la vida más fácil y agradable, o que sencillamente, nos apoyan en los momentos complicados. ¡¡Hagamos un sencillo acto de dar las gracias y no sólo un día al año!!

2 comentarios:

  1. Muy bonita y emotiva entrada. No trabajo en Siemens (y no lo pretendo :-)), pero seguro que, si el día a día refleja sólo un poquito de lo que has compartido, debe ser una empresa de la que todo el equipo se sienta orgulloso. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis! Gracias por tu comentario. Lo cierto es que estoy muy orgullosa de pertenecer a una empresa como Siemens que promueve unos valores tan bonitos y comprometidos con la sociedad. Además, nuestros empleados forman parte de un gran equipo del cual me siento muy orgullosa. Te animo a que sigas leyendo y comentando en mi Blog. Un saludo y un fuerte abrazo

      Eliminar