viernes, 10 de enero de 2014

¿Cómo imprimir tornillos?


Durante los últimos meses hemos oído hablar de forma recurrente de las impresoras 3D, pero ¿sabías que existen desde los años 80?
Entonces, ¿por qué hay tantas noticias sobre algo que ya se inventó hace décadas? Muy sencillo, hasta las últimas innovaciones realizadas por Siemens la impresión 3D tenía sus limitaciones y sólo podía utilizarse sobre materiales plásticos. Pero ahora, con los nuevos procesos basados en la función láser, se puede imprimir sobre cerámicas y lo que es más importante, en materiales metálicos de alta resistencia, lo que puede suponer toda una revolución en el mundo de la industria.
Con el siguiente vídeo y unas cuantas palabras voy a intentar explicaros en un lenguaje para no ingenieros cómo se consigue este tipo de impresión.
Literalmente, la impresión 3D consiste en la reproducción de objetos con volumen a partir de un prototipo diseñado por ordenador. Para ello, primero tendremos que diseñar en tres dimensiones el objeto que queramos crear y a continuación imprimirlo.
Lo del diseño queda claro, pero ¿en qué consiste ese proceso de impresión? Aquí viene la cuestión más técnica. Intentaré explicárosla de la forma más sencilla posible. Un patrón de luz laser controlado por ordenador superpone sucesivamente capas de polvo metálico. Después, el láser va “esculpiendo” la pieza hasta crear en un único paso cualquier forma que podamos imaginar.
Es como crear un edificio. Sólo que cambiamos las filas de ladrillos por capas de polvo metálicas. ¿No os parece alucinante? ¡Podemos crear de la nada desde un tornillo hasta una pieza de un coche de Fórmula 1! ¡Definitivamente, el futuro ya está aquí!
Si aún os quedan dudas, no os perdáis este vídeo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario