lunes, 3 de febrero de 2014

La importancia de las autopistas energéticas

Es por todos conocido que cuánto mayor es el desarrollo de una sociedad, mayor es su demanda energética y cuando no se cuenta con recursos propios para satisfacerla se produce una dependencia del exterior. Este es uno de los grandes lastres que Europa viene arrastrando en los últimos años y que podría corregirse ya que  algunos países tienen suficiente capacidad instalada para abastecerse mientras que otros tienen que recurrir a la “compra” de recursos energéticos para cubrir su demanda.

Según datos del Ministerio del Industria, España cuenta con una potencia instalada de casi108.000 MW  mientras que la demanda es dea penas 43.527 MW. En otras palabras, tenemos la capacidad de generar mucha más energía de la que necesitamos. Una noticia que a priori podría resultar positiva, pero que en la práctica no le estamos sacando rendimiento.


Y os preguntaréis, ¿cómo es esto posible? La electricidad es una de las pocas energías que no se puede almacenar a gran escala. Al no ser necesario el funcionamiento de los cientos de parques eólicos o de las centrales que tenemos en España, muchos permanecen parados. La única forma de aprovechar ese excedente energético sería disponer de una serie de infraestructuras que permitan el intercambio eléctrico (interconexiones) con los países vecinos, lo que proporcionaría mayor seguridad en el suministro y un aumento de la eficiencia.

En la actualidad, España tiene uno de los nivelesmás bajos de interconexiones de toda la Unión Europea. Este hecho supone una desventaja importante, ya que al estar nuestro país situado en una localización periférica si se produjera un fallo en la red, sería complicadísimo trasladar recursos energéticos hasta nuestras fronteras.


Si algo debemos aprender de esta crisis económica es que las soluciones a corto plazo, suelen ser una hipoteca para nuestro futuro. Por ello, es esencial establecer planes y estrategias que garanticen el suministro y aumenten la eficiencia en el transporte de energía a largo plazo. Según un estudio elaborado por Siemens y la Universidad Técnica de Munich, con un emplazamiento adecuado de las plantas de generación y lasinterconexiones en Europa, se podría ahorrar entre 30.000 y 45.000 milloneseuros en los próximos años. Este ahorro se traduciría en una mayor competitividad para nuestra industria al bajar los costes energéticos y se podría traducir en un descenso de la factura para los consumidores.


Este planteamiento pone de manifiesto la necesidad de tener presente la realidad de los diferentes países de la UE, que nos permita aprovechar al máximo las fortalezas de cada uno de sus miembros y crear así un futuro en común más sólido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario