viernes, 21 de febrero de 2014

Un andador robótico que mejora la movilidad

Las personas que tenemos la suerte de no padecer ninguna enfermedad cognitiva desconocemos lo que es levantarse cada mañana y no poder moverse con libertad por espacios llenos de gente. Para los ancianos o los adultos con algún tipo de discapacidad psicomotriz, tareas tan sencillas como ir de compras o pasear, pueden suponer un auténtico reto. 

Para mejorar la calidad de vida de estas personas, Siemens y otras empresas punteras están colaborando en una iniciativa europea de I+D conocida como Proyecto DALi (Devices for Assisted Living). El objetivo es “ofrecer una solución útil a las personas con dificultades de movilidad a través un sistema que les ayude a circular e incremente su autonomía y confianza”.

En otras palabras, un andador robótico con cámaras y sensores que permite detectar congestiones de gente, localizar obstáculos en el camino o conocer el propio estado del usuario. A partir de toda esa información, la solución tomará decisiones para evitar peligros y facilitar el trayecto a la persona que, no obstante, siempre tendrá el control del movimiento.

Una de las principales aplicaciones del Proyecto DALi es el uso por parte de personas mayores ya sea para:

• La navegación en exteriores y en centros comerciales para ayudarles en la búsqueda de productos.

• El uso en residencias, hospitales o aeropuertos para guiar a las personas con algún grado de discapacidad a la hora de ir a comer, ir a su consulta o llevarles a su puerta de embarque.

Dirigir los movimientos del anciano en las actividades de rehabilitación y salud ocupacional.

Interesante, ¿verdad? Una gran aplicación de la ciencia para mejorar la vida de las personas. No os perdáis el siguiente vídeo porque podréis ver en qué consiste esta innovación a través de la experiencia de un grupo de mayores de Ciudad Real:


No hay comentarios:

Publicar un comentario