lunes, 26 de enero de 2015

SPACe – La planta de proceso digital

Hoy quiero hablaros del ciclo de vida de una planta de proceso, en la que los elementos que entran en la cadena de producción sufren tal transformación, que dan lugar a un producto totalmente distinto. Es lo que pasa, por ejemplo, en la industria farmacéutica o química.

Cualquier interrupción o fallo que se produzca en cualquiera de las fases del proceso supone, el fracaso del producto final, el producto “se estropea” y es irreparable. Por eso, la utilización adecuada de la tecnología puede hacer que ese ciclo sea exitoso y más eficiente reduciendo así los costes.

Como en cada proyecto, la vida de un producto comienza con su diseño y el del proceso que lo va a hacer realidad. Lo primero, es definir de manera esquemática el proceso, los equipos que intervienen, el esquema eléctrico, etc. Existe una herramienta software que da solución a todas estas disciplinas iniciales, y que incluso, permite visualizar un modelo virtual de la planta en 3D: imaginaos ver interactivamente cómo sería esa planta antes de haber comenzado su “construcción”.

Un proyecto de ingeniería es una “coreografía” entre diferentes departamentos, donde todo debe quedar documentado de manera exhaustiva: el “know how” adquirido durante el proceso debe ser fácilmente accesible a partir de este momento y estar vivo durante todas las fases. Utilizando herramientas de software, mucha de la información se trasvasará y generará entre ellas automáticamente, reduciendo enormemente los tiempos de desarrollo y ejecución.


Además, una vez desarrollado el proyecto de control, la tecnología también nos permite simular el proceso, antes incluso de empezar a producir. Esto nos abre un abanico de ventajas que van desde la capacidad para analizar en profundidad cada etapa de producción y optimizarlas, hasta formar al personal que operará en la planta sin la necesidad de asumir ningún riesgo ni costes innecesarios.

Una vez la planta en funcionamiento, es capital que la operativa sea eficaz, que el “engranaje” esté perfectamente “engrasado”. La integración vertical entre el sistema de control de procesos (DCS), el sistema de producción por lotes (Batch), el sistema de gestión de la producción (MES) y el sistema de gestión de la empresa (ERP), debe ser perfecta. La tecnología debe asegurarnos el control de la planta en tiempo real, pudiendo garantizar la perfecta ejecución de cada uno de los procesos en marcha y asegurar así el producto final, al mismo tiempo, que nos da toda la información de trazabilidad, calidad y de rendimientos de nuestra instalación.

Si queréis conocer este tema más de cerca, Siemens ha puesto en marcha El evento SPACe (Siemens Process Automation Conference Event - La planta de proceso digital). Entre febrero y marzo de 2015, recorrerá 13 ciudades españolas y en él podréis conocer más de cerca la Industria 4.0 y avanzadas herramientas de control de procesos. El registro es gratuito, y os aseguro que la experiencia merecerá la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario