viernes, 27 de marzo de 2015

No dejar de investigar

En una semana aciaga marcada por el accidente aéreo de Germanwings (difícil no ponerse estos días en la piel de los familiares y entender su dolor), me gustaría poner una nota de positivismo que nos ayude a redirigir la mirada hacia “lo bueno” que está por venir. Y me refiero a algunos avances en el ámbito de la Sanidad en nuestro país que siguen haciendo realidad, paso a paso, la evolución hacia un nuevo modelo sanitario que requiere de una mayor personalización en la atención al paciente, de una inversión “racional” en tecnología que dote a los grandes profesionales médicos de nuestro país de herramientas innovadoras, y de una permanente actividad investigadora que genere conocimiento y que fomente su transmisión entre los centros hospitalarios.

Hace muy pocos meses, en diciembre de 2014, el Hospital de la Paz de Madrid era “nombrado” el hospital español con mejor reputación, según los resultados del I Monitor de Reputación Sanitaria (MRS) elaborado por MERCO. El Hospital de la Paz estaba entre los tres primeros puestos en 11 de los 14 rankings por especialidades que contempla el informe – y en 6 de esos 11 ocupaba el primer puesto-, y lideraba el ranking global de hospitales públicos. Y esta misma semana, el centro ha decidido dar un nuevo paso en el camino de la investigación y la innovación médica.

Los que me leéis de manera habitual ya sabéis de mi admiración por los profesionales sanitarios que desarrollan su actividad en los hospitales españoles. Por algo los “médicos” formados en España son los más demandados por el resto de países de la Unión Europea (UE). Por su excelente formación y por su alta cualificación profesional. Pues los profesionales médicos del Hospital de la Paz tendrán a partir de ahora acceso a nuevas técnicas y prototipos, y a formación específica, que les permitirán potenciar aún más su importante labor de investigación y servir de fuente de conocimiento para los especialistas de otros centros españoles.

Una de las áreas de investigación que el Hospital ha decidido potenciar es la del Servicio de Cardiología Pediátrica, con  el Doctor Federico Gutiérrez Larraya al frente. Su equipo es uno de los pocos en España capaz de operar a bebés con problemas de corazón cuando aún están dentro de la madre, o de sincronizar una cesárea y la colocación de un marcapasos a un prematuro. Este último caso ocurrió en 2013. En la semana 20 de embarazo el equipo del Hospital de la Paz detectó un bloqueo en el corazón del feto que no lograron corregir con un tratamiento intrauterino. Así que decidieron madurar farmacológicamente los pulmones del bebé, realizar una cesárea en la semana 34, e implantar inmediatamente un marcapasos al recién nacido. Insisto en lo de “mi admiración”…

Esta es una de las imágenes del equipo del Hospital de La Paz en plena intervención, en 2013

Siemens colaborará con el Hospital de la Paz en la iniciativa “investigadora” que antes mencionaba. Un granito de arena en una montaña de talento. Pero ese talento lo merece ¿verdad?




No hay comentarios:

Publicar un comentario