viernes, 24 de abril de 2015

¿Y si viviéramos 100 años más?

Si algo ha sufrido una verdadera transformación en los últimos 100 o 120 años es la medicina y en gran parte ha sido gracias a la tecnología. De hecho, los avances médicos en estos años han sido mayores que a lo largo de toda la historia de la humanidad. Para haceros una idea de lo que supone el viaje por el mundo de la medicina, desde los primeros curanderos hasta la concepción del especialista médico tal y como la entendemos hoy en día, os recomiendo la famosa novela de Noah Gordon “El Médico” o su versión cinematográfica, ya que lo refleja de manera muy acertada.

En la actualidad, tener un hospital al que acudir en caso de una urgencia o para solicitar una prueba diagnóstica como una radiografía nos parecen cosas normales. Pero no hace tanto, en los años 70 del siglo XX, la población española no estaba tan concentrada en los núcleos urbanos. La mayoría vivía en pueblos o localidades a gran distancia de un centro médico y era el propio médico quien acudía a la casa del paciente, Seguro que a muchos de vosotros os viene a la memoria la visión de un médico con su maletín entrando en la habitación de un aquejado enfermo. Una visión que parece sacada de una película pero que yo misma he vivido en primera persona.

En nuestro país, uno de los primeros avances que vivió la sanidad gracias a la tecnología fue la llegada de los rayos X, allá por los años 40. Aunque todavía los médicos debían desplazarse a zonas rurales, muchos ya lo hacían provistos de aparatos de Rayos X portátiles. Y es que la revolución tecnológica en la medicina es sinónimo de diagnóstico por imagen. Años más tarde,  en 1972, apareció el primer TAC y, en 1982, la primera Resonancia Magnética nuclear. Dos herramientas que, junto a los rayos X, se encuentran a día de hoy en todos los hospitales españoles.

Uno de los primeros sistemas de Rayos X que Siemens comercializó en España
Uno de los primeros sistemas de Rayos X que Siemens comercializó en España

Sin embargo, disponer de unos centros médicos altamente equipados con tecnología punta, es algo propio de finales del S.XX y principios del S.XXI. Los hospitales españoles comenzaron a equiparse con la mejor tecnología en las últimas décadas del XX y estos avances han permitido alargar nuestra esperanza de vida en los últimos años. Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud, España es uno de los países donde las mujeres son más longevas, con una media de esperanza de vida de 85 años, solo por detrás de Japón, donde alcanzan los 87 años. En el resto del mundo, esa edad también continúa aumentando, con una edad de  68 años de media para los hombres y 73 años para las mujeres. Los avances tecnológicos han permitido también que la medicina ejerza hoy en día una labor preventiva muy importante, haciendo que todos podamos vivir un poco más que la generación anterior.

Quién pudiera vivir 100 años más para saber si gracias a la prevención y avances médicos actuales habremos conseguido acabar con muchas de las enfermedades que hoy son tan comunes… 

No hay comentarios:

Publicar un comentario