lunes, 12 de octubre de 2015

Aeropuertos con redes inalámbricas más seguras

Volvíamos del verano con la noticia de que AENA comenzará en breve a ofrecer acceso WiFi gratuito ilimitado en todos los aeropuertos españoles. Hasta ahora, ese servicio estaba limitado a 30 minutos de duración en todos sus 46 aeropuertos nacionales. La promesa del acceso generalizado a una red inalámbrica en un aeropuerto conlleva no solo un reto en cuanto a la disponibilidad de dicha red sino también en cuanto a la privacidad de los datos y la seguridad.

Si tenemos en cuenta que la red de acceso público es solo una de las decenas de redes inalámbricas privadas que están activas en un mismo aeropuerto y que existen otras muchas que dan servicio al control de tráfico en tierra o a las redes de cámaras de vigilancia, el objetivo de la seguridad se complica. Por este motivo, el WIMAX Forum creo el protocolo AeroMACS, un estándar de comunicaciones inalámbricas de banda ancha que se caracteriza por su flexibilidad, seguridad y escalabilidad, y que está pensado para ser utilizado en entornos de máxima exigencia como los aeropuertos –donde la cantidad de datos generada por el personal en pista, el personal de tierra o el despegue y aterrizaje de aviones es inmensa y crece cada día-.


La NASA lleva probándolo desde 2007 en el Cleveland Hopkins International Airport (en la ciudad americana de Cleveland, Ohio) y, a día de hoy, más de 20 aeropuertos de todo el mundo tienen en marcha proyectos piloto. Pero no basta con estas pruebas. El siguiente paso a la aprobación de un estándar de este tipo es que los fabricantes y proveedores de dispositivos de comunicaciones adapten o diseñen dispositivos que puedan funcionar dentro de este estándar: si no hay estaciones o routers compatibles en el mercado, de nada habrán servido todos los esfuerzos.

La compañía que presido ha sido una de las primeras en comercializar una nueva familia de productos, que no solamente se adaptan a AeroMACS sino que también está fabricada con materiales resistentes –eso que los americanos llaman “ruggerizar- y pensada para ser instalada en todo tipo de superficies y de vehículos que conforman el paisaje de cualquier aeropuerto internacional. El aeropuerto del futuro necesita del empuje global de la industria a su alrededor, así que allá vamos…


No hay comentarios:

Publicar un comentario