jueves, 1 de octubre de 2015

Ultrasonidos frente a biopsias

No existen cifras precisas en torno al número de españoles que padecen enfermedades relacionadas con el hígado. Las patologías pueden ser muy diversas, pero las más comunes son los diferentes tipos de hepatitis, la cirrosis y el cáncer. Muchos de los afectados conviven con algunas de las patologías relacionadas con este órgano pero aún no lo saben…

La manera tradicional de diagnosticar alguna de las enfermedades relacionadas con el hígado es a través de la realización de una biopsia del paciente después de haberse manifestado algunos síntomas de la enfermedad. Probablemente conozcáis el procedimiento de una biopsia –se trata de insertar una larga aguja en el abdomen de la persona y tomar una muestra de algunas células del hígado en cuestión-. Es un procedimiento invasivo –y doloroso- que implica “pasar” por el quirófano, y entraña un riesgo nada despreciable asociado a las hemorragias internas, infecciones hospitalarias… que pueden complicar enormemente el pronóstico del paciente.

Y una vez más descubro que el uso adecuado de la tecnología supone pasos “de gigante” en el campo del diagnóstico previo de enfermedades: una técnica de ultrasonidos permite obtener en cinco minutos conclusiones similares a las de una biopsia, sin necesidad de cirugías y con un coste económico por procedimiento mucho menor. Este nuevo sistema realiza 10 tests diferentes y es capaz de concluir el estado de rigidez del hígado –síntoma de su deterioro- así como la verdadera extensión del daño.
Imagen de un hígado tomada con el nuevo sistema de ultrasonidos
El King's College Hospital británico, que es el centro europeo de referencia para este tipo de enfermedades hepáticas, ya ha introducido esta nueva técnica en sus quirófanos y sus especialistas aseguran que aunque de momento el nuevo ultrasonido no acabará con la necesidad de llevar a cabo biopsias sí podría reducir su número a cerca de la mitad. Bueno, no se trata de una solución absoluta que sustituya a las biopsias pero sí supone menos riesgos y más “cuidado” para el paciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario