lunes, 11 de abril de 2016

¿Cómo limitar el riesgo de la nueva ciberdelicuencia?

La película de ficción “Juegos de Guerra” del año 1983 nos adelantó uno de los mayores riesgos de nuestro presente: la ciberdelincuencia. Aunque el término hacker nace en los años 60 en el MIT, no es hasta los años 80 cuando su uso se extiende y se asocia a aquellas personas que son capaces de acceder a otros ordenadores como una reivindicación de acceso libre e ilimitado a la información. Ya a mediados los años 90, con la expansión de Internet, el término se asocia a formas de delincuencia que van desde el robo hasta el colapso de infraestructuras corporativas y públicas.

Cada vez hay más dispositivos conectados entre sí. Las fábricas se controlan desde redes internas, la gestión de edificios y otras infraestructuras se hace de forma remota y hay miles de sensores interconectados en los centros de trabajo que crecen de manera exponencial. La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) calcula que sólo en 2015 se han interconectado 1.000 millones de nuevos aparatos inalámbricos, y se prevé que para el 2020 la cifra crezca hasta los 25.000 millones de dispositivos comunicados entre sí. El llamado Internet de las Cosas nos ha facilitado nuestro día a día y ha hecho más eficientes y productivas a nuestras empresas y administraciones públicas. Pero existen riesgos que hay que controlar como los ciberataques.


En los últimos años, hemos visto como los hackers han sido capaces de colapsar sistemas como el de la Agencia Tributaria, acceder al servidor de Correos, provocar apagones eléctricos en Paraguay y 18 estados de Brasil, atacar una central nuclear en Irán controlada con sistemas Siemens o incluso robar más de 1.000 millones de dólares de 100 entidades bancarias diferentes. Los hackers se han atrevido incluso a “crackear” la web de la tecnológica Sony Pictures en varias ocasiones y parece que pueden seguir haciéndolo.

Proteger infraestructuras críticas como hospitales, fábricas, centrales energéticas, puertos y aeropuertos, transporte ferroviario o control de tráfico es cada vez más necesario para garantizar la seguridad de los ciudadanos y de las empresas. En España, la necesidad de incrementar la ciberseguridad es cada vez más importante, ya que tras Estados Unidos y Reino Unido, ocupa el tercer puesto en intentos de “hackeo”. Nuestro país sufrió 134 «ciberataques» a infraestructuras críticas durante 2015.

Todos estos riesgos se pueden combatir con tecnología y, muchas veces, siguiendo unos protocolos de actuación sencillos. En Siemens trabajamos día a día para conseguir las soluciones más innovadoras que consigan limitar estas amenazas y, a día de hoy, contamos con una serie de servicios capaces de proteger este tipo de infraestructuras. Desde cortafuegos industriales (SCALANCE S), que protegen la instalación industrial ante intentos de acceso no deseado, hasta sistemas de automatización con funciones de seguridad integradas (SIMATIC S7) o Routers industriales (SCALANCE M), que ofrecen una conectividad segura para diferentes tipos de comunicación. Tecnología con un único objetivo: proteger a estas infraestructuras críticas del modo más eficiente y seguro posible.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Los edificios, el presente para un futuro de ciudades inteligentes

Los edificios son los pilares de nuestras ciudades. Son lugares donde vivimos, trabajamos, descansamos, hacemos deporte, nos comunicamos, comemos y donde almacenamos o fabricamos, entre otras muchas cosas. Son infraestructuras que forman parte de nuestro día a día y, quizá por ello, no reparamos en que son uno de los principales consumidores de energía en todo el mundo y que de ellos depende en gran medida nuestra seguridad.

De hecho, los edificios son los responsables del 41% de la energía que se consume a nivel global y del 21% de las emisiones de CO2 en Europa, debido al uso de la calefacción, la climatización, la iluminación y la ventilación. Lamentablemente, también son unos de los lugares más susceptibles de sufrir cualquier tipo de incidente o de recibir una amenaza, tal y como hemos experimentado recientemente en los atentados del Aeropuerto de Bruselas.


Es necesario que los países más avanzados seamos conscientes de la importancia de los edificios como pieza clave que nos ayude a alcanzar una mayor eficiencia energética, así como una mayor y mejor seguridad en nuestras ciudades. Lo que sí tenemos claro desde Siemens es que el instrumento para lograrlo es la tecnología.

Porque la tecnología es la que convierte a los edificios en inteligentes, capaces de ahorrar hasta un 20% de energía, reducir las emisiones de CO2 y protegerse frente a un incendio o ante una intrusión.

Por ello, nos hemos fijado como objetivo conseguir un futuro de ciudades inteligentes a través de la digitalización y la automatización de los edificios. Por eso, acabamos de presentar la primera plataforma del mercado capaz de integrar la gestión de todas las disciplinas de un edificio: calefacción, ventilación, climatización, protección contra incendios, seguridad, energía, iluminación, control de persianas, además de videovigilancia y detección de intrusión. Se trata del Desigo CC, la última innovación que supone un gran paso para hacer realidad el futuro de las ciudades y los edificios inteligentes.

Para todos los que quieren saber cómo, os dejo un enlace a continuación:


miércoles, 9 de marzo de 2016

Toda nuestra tecnología contra el virus Zika

Desde hace unos meses el virus Zika es una de las principales preocupaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y tras los recientes casos en España, donde los más de treinta pacientes registrados habían visitado los países afectados, los profesionales de la salud centran sus esfuerzos en su control y tratamiento. Sin duda es una amenaza real que debemos combatir con todos los medios a nuestro alcance. Como sabéis, siempre hablo de la importancia de la tecnología en beneficio de la sociedad, pero en este caso es crucial para encontrar la cura definitiva que consiga erradicarlo. En este caso, la expansión del virus ha sido especialmente rápida por el centro y el Sur de América, el Caribe y Estados Unidos, lo que hace más importante la rapidez en nuestra capacidad de reacción.

Por ello, desde Siemens hemos puesto todo el conocimiento y la tecnología a nuestro alcance para avanzar en la lucha contra el Zika. Y gracias al área de Diagnóstico de Siemens Healthcare, hemos conseguido desarrollar en tiempo récord una prueba genética capaz de detectarlo de forma temprana. Una gran ayuda para los investigadores a la hora de poder encontrar una cura para el que se considera causante de malformaciones como la microcefalia en recién nacidos o el incremento del síndrome Guillain-Barré.

Se trata de un test que identifica la presencia del virus antes de que el paciente genere anticuerpos, lo que supone una detección temprana de la infección. Además, la prueba permite a los sanitarios realizar una gestión más efectiva del virus así como disponer de más opciones de tratamiento. Y es que el diagnóstico precoz es fundamental para que la sanidad pública pueda controlar su expansión.

Esperamos poder encontrar por fin la cura definitiva que acabe con el incremento de número de afectados y mejorar el tratamiento de los ya infectados. Desde Siemens no dejaremos de investigar y trabajar para apoyar a todos los hospitales, centros de investigación y laboratorios en su lucha contra el Zika.

jueves, 28 de enero de 2016

¿Un buen líder o un jefe más? (2ªparte)

Hace unas semanas, compartía con vosotros una infografía –basada en un artículo de la revista Forbes sobre las diferencias entre un “líder” y un “jefe”-, y os pedía que expresaseis vuestras opiniones al respecto a través de Twitter o de los comentarios de este blog. 

Os doy las gracias por vuestros comentarios, y comparto en este post una nueva infografía, esta vez basada en vuestras opiniones:


En mi opinión, la diferencia está clara. El camino hacia el liderazgo no es sencillo, pero con todas estas cualidades en mente seguro que la “senda” se divisa más fácilmente ¿no creéis?